Piel >> regresa al menú  

Equimosis

Conocida popularmente como “moretón” o “hematoma”, la equimosis proviene de un derrame sanguíneo subcutáneo donde se han roto capilares y vasos sanguíneos. La sangre derramada se infiltra y difunde por el tejido celular subcutáneo, dando a la piel un color que cambia conforme pasa el tiempo debido a la degradación de la hemoglobina (de rojo se convierte a amarillo, pasando por el azul y el verde). 

A diferencia de las petequias, que son pequeños puntos de sangre que aparecen por golpes poco significativos y de las púrpura que son áreas de sangrado un poco más grandes, sin rebasar un centímetro de diámetro, con forma plana, las equimosis se concentran en áreas de mayores dimensiones, formando protuberancias o “bolas”.

Cabe destacar que la petequia, la púrpura y la equimosis no cambian su color con la presión, es decir, no se vuelven pálidas cuando son presionadas por la mano, por lo que no hay que confundirlas con el eritema (enrojecimiento de la piel), ya que cuando se le oprime, disminuye el enrojecimiento y regresa al soltar la presión.

Cuando exista la aparición de varias equimosis sin que se hayan recibido golpes, puede ser síntoma de alguna enfermedad grave

Causas:

· Golpes o magulladuras en la piel
· Algún tipo de reacción alérgica
· Algún tipo de enfermedad que afecte la coagulación de la sangre
· Consumo de algún medicamento o droga anticoagulante
· Trastornos graves como leucemia o septicemia

Además de las mencionadas, pueden existir otras causas que provoquen el sangrado, las cuales varían según la edad y el sexo de la persona, las características específicas del síntoma, tales como calidad, duración, factores agravantes, atenuantes y enfermedades asociadas.

Para que estés bien

Las equimosis benignas (moretones o hematomas por golpes) se reabsorben por sí solas.  Para reducir el sangrado y la inflamación aplica compresas de agua fría presionándolas un poco contra la piel; al día siguiente aplica compresas de agua caliente para acelerar el proceso de reabsorción

En caso de que se presente un sangrado repentino en la piel o aparezcan moretones (hematomas) sin razón aparente o inexplicable, consulta a tu médico.

 

Derechos Reservados