Drogas y drogadicción >> regresa al menú  

¿Qué son los estimulantes?

Son drogas que, como su nombre lo indica, estimulan o intensifican la actividad cerebral. Sus efectos aumentan la agudeza mental, en la atención y en la energía, sus efectos van acompañados por un alza en la presión arterial y un aumento en la velocidad del corazón y en la respiración.

Los estimulantes son sustancias que aumentan el estado de vigilia, combaten el sueño, reducen el apetito, producen una sensación de energía incrementada y, a dosis elevadas, estados de excitación extrema.

Entre las sustancias estimulantes se encuentran las anfetaminas, la cocaína, la estricnina, el café, el té, el chocolate y la nicotina.

Entre los principales estimulantes encontramos: las anfetaminas, la cocaína y la cafeína.

Actualmente, los médicos prescriben anfetaminas para el tratamiento de la narcolepsia (un trastorno caracterizado por la necesidad incontrolable de dormir), así como en el tratamiento de niños con daño cerebral mínimo y para reducir temporalmente el apetito.

  • El único uso legítimo actual de la cocaína es como anestésico local, dentro de la medicina.
  • Los estimulantes menores son la teobromina (extraída del chocolate), la teofilina (proveniente del té) y la cafeína (proveniente del café). Todas se agrupan, por su estructura química, como metilxantinas.

Los estimulantes generalmente vienen en forma de píldoras o cápsulas, pero también como líquido inyectable en forma de sal soluble.

El uso indebido causa efectos como: irritabilidad, ansiedad, comportamiento agresivo, pánico y alucinaciones. Pueden causar también una sensación que algunos usuarios denominan ?rush?. Sin embargo, cuando los efectos desaparecen, sigue un período desagradable de depresión, llamado ?crashing?; todos estos efectos se intensifican considerablemente cuando los estimulantes se inyectan por vía intravenosa o mezclados con alcohol.

Los estimulantes son adictivos si no son controlados por un médico. El organismo se acostumbra rápidamente, por tal motivo el sujeto necesita dosis mayores para lograr los efectos de euforia y supresión del apetito, creándose así una dependencia con la droga.

Para que estés bien

El uso de estimulantes únicamente debe ser bajo supervisión médica.

No olvides que la prevención y detección a tiempo pueden ayudarte a vivir mejor.

 

 

Derechos Reservados