Dolor >> regresa al menú  

Farmacología Opioides

  • Generalidades

Uno de los objetivos primarios de la medicina es el tratamiento del sufrimiento humano y el dolor es la causa más frecuente de sufrimiento.

Por tanto los fármacos que alivian el dolor, ocupan un lugar preponderante en la farmacología y la terapéutica médica.

- Aunque es posible que los Sumerios hayan conocido los efectos psicológicos del opio, la primera referencia indiscutible a la adormidera se encuentra en los escritos de Teofrasto, en el siglo III antes de Cristo.

La morfina es el principal alcaloide del opio y ha servido como sustancia madre de una gran cantidad de compuestos que comparten, total o parcialmente, sus propiedades.
Es importante revisar la terminología utilizada en los opioides. Estrictamente hablando, el término opiáceo se refiere a los alcaloides derivados del opio y a los fármacos, que a su vez, derivan de éstos; en cambio el término opioide es más amplio y se aplica a todos los agonistas (músculo esencial para un movimiento) y antagonistas (músculos y nervios de acción contraria que tienden a neutralizarse en sus efectos), naturales o sintéticos, con acciones semejantes a la morfina o que actúan en los receptores de ésta, asi como a los péptidos opioides endógenos (endorfinas, encefalinas, dinorfinas).

Los opioides constituyen los fármacos más importantes y, definitivamente, más potentes en el tratamiento del dolor; hasta hace poco se les denominaba analgésicos narcóticos ó analgésicos centrales, para diferenciarlos de los antiinflamatorios no esteroideos o analgésicos periféricos.

Actualmente debemos hablar de analgésicos opioides y no opioides, puesto que unos y otros actúan a nivel central y periférico..

Administración

Los opioides pueden ser administrados por todas las vías existentes: oral, sublingual, rectal, subcutánea, intramuscular, intravenosa, peridural, intrarraquídea, transdérmica, con catéteres, con bombas de infusión, etc. La vía oral es la vía de elección para la administración crónica de opioides.

Adicción.- Es definida por la organización mundial de la salud como:

 "Un estado, psíquico y a veces físico, que resulta de la interacción de un organismo vivo y una droga, caracterizado por respuestas de conducta y otras que siempre incluyen una compulsión por obtener la droga, en forma continua o periódica para experimentar sus efectos psíquicos".

La adicción no es una característica de la clase opioide, y sobre todo depende de su abuso. El uso terapéutico de opioides rara vez está relacionado con el desarrollo de adicción.

Fuente:

ASPED

Asociación Peruana para el Estudio del Dolor

 

Derechos Reservados